¿Qué desodorante utilizas?

Fue en los EEUU, en 1888… el año en que inventaron este producto. Ya ha llovido mucho, pero no fue hasta después de la II Guerra Mundial cuando su uso se generalizó en casi todos los países occidentales.

Durante el s. XX la obsesión porque desaparecieran esos olores corporales asociados a la higiene personal, trajo consigo que la industria dermocosmética obsesionada con los problemas de sudoración y transpiración, diera paso al papel tan importante de los desodorantes que tienen hoy en día.

Ya sabéis lo incómodo que resulta cuando tienes a una persona al lado y le huele un poco el sobaco, jejeje…

Y es posible que se acabe de duchar, pero según el pH de una persona, hay personas que tienen un fuerte olor corporal y sudan más que otras, y sí, es una incomodidad, pero es así. Y una buena forma de «disimular» esa olor es ducharse y utilizar los desodorantes.

Normalmente todos (o casi) solemos utilizar algún tipo de desodorante en nuestra vida diaria.

O por lo menos cuando nos vamos de viaje… ¿Quién no mete en su maleta un desodorante en su neceser? Jejeje…

Actualmente estos productos son considerados como cosméticos, digamos que no es un producto que se publicite mucho pero su uso y venta aumenta día a día.

Las propiedades más importantes que deben poseer los desodorantes son:

  • Que sean de fácil y cómoda aplicación.
  • Con sensación de frescor y sobre todo limpieza.
  • No debe manchar la ropa ni la piel.
  • Que sea eficaz, es decir, capaz de eliminar el mal olor corporal durante un tiempo de unas 12 horas mínimo.
  • Tener buena tolerancia cutánea.
  • Secado sea rápido.

Sabemos que la oferta del mercado es amplia y variada, pero vamos a ver los tipos de desodorantes que tenemos en el mercado:

Desodorante spray: estos son normalmente con envase de aluminio, unos alargados y estrechos, otros más pequeños… Pero todos con la misma finalidad, el producto sale al presionar como cualquier aerosol y lo aplicamos a las axilas o los pies.

Pero ojo! Si tienes la piel de las axilas sensibles, mejor utiliza otro formato, pues el de spray tiende a resecar la piel. Si aún así lo quieres utilizar, busca uno que no contenga alcohol.

Desodorante roll-on o stick: es una de las formas de mayor aceptación hoy en día. Normalmente son pequeños, perfectos para colocar en cualquier neceser. El producto se va extendiendo mientras gira una rueda de plástico sobre sí misma, y poco a poco va aplicando el producto por la parte del cuerpo donde lo vas deslizando (axilas).

Es unos de los formatos, junto con el de spray, que más sensación de frescor da al aplicarlo.

Desodorante en crema: quizá es el formato menos utilizado actualmente debido a que su aplicación es más laboriosa. Se aplica como una crema corporal, por tanto, requiere algo más de tiempo que los demás. Pero es muy recomendado para las pieles resecas. También se pueden utilizar en otras zonas del cuerpo con problemas de hipersudoración.

Desodorante en barra: es un formato muy cómodo para llevar de viaje. Se aplica de forma sencilla y perdura bastante el tiempo de la fragancia. Es válido para todo tipo de pieles, pero especialmente para las secas gracias al poder de hidratación.

Nosotros en casa solemos utilizar tanto los de spray como los de roll-on. A Mari Carmen le van más los de spray, auque los de roll-on no le disgustan. A Ramón le gustan más los de roll-on! 😉

Pero cuando nos vamos de viaje, sí que es verdad que los de roll-on son más fáciles de llevar, más que nada porque abultan menos, y ahí solemos ponernos de acuerdo los 2 y gana la batalla los de roll-on.

Nosotros solemos utilizar varios y de marcas diferentes, pero los que más nos van a los dos son los de la marca Activelle de Oriflame. Tienen una tecnología innovador, que encapsula las micro-partículas de fragancia recubiertas y se activan con el movimiento.

Y lo que más nos gusta es su frescura y que su efecto es de larga duración, puesto que dura entre 48-72 horas.

Venga, contadnos vosotros… ¿Qué formatos utilizáis de desodorante para vuestro aseo diario?

Esperamos que te haya ayudado este artículo y para agradecerte que nos sigas, queremos hacerte un REGALO.

Una GUÍA COMPLETA de CUIDADO FACIAL, déjanos tu mail y te la enviamos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *